El 27 de octubre de 2019 la ciudadanía de Usaquén me dio el honor de elegirme como Edilesa de la localidad número 1 de Bogotá, la felicidad de saber que las propuestas, construidas juntamente con el equipo, habían tenido eco y eran priorizadas por las casi 4.500 personas que ese día depositaban su confianza en mi es indescriptible.

Sabía que el reto iniciaría de inmediato y que la gestión no podía dar espera en temas urgentes como la organización de las ventas informales, la gestión jurídica que he puesto a servicio de mi comunidad desde hace años y el estar en el territorio constantemente para hacer seguimiento a las estrategias trazadas con el fin de proponer, construir y resolver.

El trabajo empezó al instante, sin embargo, desde el 2 de enero de 2020, día en que nos posesionamos los ediles y edilesas de la Junta Administradora Local de Usaquén – JAL-, la credencial se hacía válida y entonces la carrera contra el tiempo para atender las problemáticas sociales, buscar escenarios interinstitucionales y cumplir con las competencias de la JAL daba inicio.

Han sido días extensos, de aprendizaje profundo y de gratitud infinita por cada uno de los procesos comunitarios en que nos hemos involucrado. Confieso que siento temor de no poder cumplir a cabalidad con las expectativas que hay sobre los alcances de la curul en la JAL, pero todos los días busco las mejores herramientas y el consejo de otras personas expertas en cada materia para lograr responder con altura a las esperanzas de solución de problemáticas que depositan en mi.

Durante estos dos meses de trabajo hemos sesionado para aprender, debatir y ahondar en el proyecto de reforma del Estatuto Orgánico de Bogotá sobre las competencias de las JAL y las Alcaldías Locales, la normatividad más reciente sobre presupuestos participativos y la potestad de hacer convocatorias vinculantes a los Alcaldes Locales por parte de la JAL. También dimos inicio al proceso de selección meritocrático para la conformación de ternas para el cargo de Alcalde o Alcaldesa Local, revisando hojas de vida de los (as) inscritos (as), entrevistándoles y verificando su visión estratégica local.

Paralelo a este trabajo que se realiza en las sesiones de la corporación, presenté derechos de petición a: la Policía Metropolitana de Bogotá para conocer la cantidad de agentes con asignación a Usaquén, su lugar o área local de trabajo y el tema al que tienen destinación; la UAESP solicitando información sobre luminarias en la localidad (ubicación, cantidad, mantenimiento, etc) y el estado del proceso de remplazo a luminarias LED, y otra solicitud sobre limpieza a estaciones de Transmilenio y puentes de acceso, así como la función de los gestores asignados al sistema en la localidad; la Alcaldía Local de Usaquén pidiendo información sobre los procesos a establecimientos de comercio en la “Plaza México” y los procesos de concertación de la convivencia realizados entre el comercio y los habitantes; el IDU alertando sobre las afectaciones a los predios aledaños a la calle 153 entre av 9 y cra 19 y las fallas en la obra, a la vez que pedía información sobre los planes de acción para solucionar ambos escenarios y a Proambiental pidiendo la atención a 3 puntos críticos de acumulación de residuos sólidos ubicados en la localidad de Usaquén.

Sobre el derecho de petición al IDU para atender las problemáticas de la obra en la calle 153, presenté tutela por la no respuesta en los términos de ley y la posible vulneración a derechos de las comunidades afectadas por la no atención de las reclamaciones a la obra. El 29 de febrero el Juzgado 09 Penal Municipal Adolescentes Función Control Garantia, me tuteló el derecho y ordenó al IDU dar respuesta de fondo, clara y precisa sobre cada una de las peticiones.

El compromiso con la asesoría jurídica y sobre trámites ante la administración pública de forma gratuita a las comunidades sigue intacto, durante enero y febrero realicé 15 atenciones personalizadas. También continuamos abriendo puertas para lograr espacios de concertación sobre la organización de las ventas informales en la localidad y la práctica de artesanías y artistas en el espacio público, ponderando el derecho al trabajo y al mínimo vital.

Finalmente quiero socializar y poner a disposición de cada uno (a) de quienes leen este blog que fui electa como presidenta de la comisión de participación para el año 2020 de la Junta Administradora Local de Usaquén, desde allí he venido acompañando el proceso de inscripción y posterior instalación del Consejo de Planeación Local, la socialización de las instancias de participación con sus respectivas convocatorias y realizamos 2 sesiones accidentales, la primera sobre el contrato logístico de la Alcaldía Local para apoyar los encuentros ciudadanos y la segunda sobre prevención del consumo de SPA en la localidad, tema que espero sea priorizado en el Plan de Desarrollo Local para así trabajar por un mejor futuro para los jóvenes de Usaquén.

Son varios los frentes que abordamos para reconocernos en la política como una joven que le apuesta a la renovación, la participación ciudadana y el equiparar un poco las cargas que alejan a las comunidades del ejercicio pleno de sus derechos.

Para que nuestras voces sean escuchadas,

Lina García Sierra

Edilesa Usaquén 2020- 2023

Partido Alianza Verde

Please follow and like us:
WhatsApp chat