Que desde el año 2018 un grupo indeterminado de personas viene realizando actos de violencia política en mi contra, difundiendo noticias falsas, creando un grupo de whatsapp para compartir información personal mía, hacerme matoneo y en general para hacer seguimiento a todo acto realizado desde mi rol como activista por los derechos de las mujeres y como sujeta política, así como la presentación constante de quejas temerarias en mi contra ante los entes de control (quienes archivaron toda actuación) y otros actos de escándalos, acoso, etc.

Que en el año 2018 cuando era contratista de la Alcaldía Local de Usaquén desde el correo rodolfogarciausaquen@gmail.com presentaron queja ante la Personería Local de Usaquén contra la Alcaldesa Local del momento Mayda Velásquez, firmada supuestamente por mi padre Rodolfo García Peña. Tal solicitud fue archivada, pues al solicitarse la ampliación de la denuncia se evidenció la inexistencia física del denunciante y no se continuó con el trámite.

Que el 14 de junio de 2020 desde el mismo correo se interpone queja ante el Ministerio TIC, Presidencia de República, Defensoría del Pueblo, Personería de Bogotá, Secretaría de Gobierno y Policía Nacional, en contra de la Emisora La Norte, un medio de comunicación comunitario de la localidad de Usaquén, por supuestamente incurrir en actos de direccionamiento de contratos. Al conocer de esta nueva queja temeraria, mi padre emite una aclaración a las entidades vinculadas desde su correo electrónico, aclarando que él no es el firmante y que es un nuevo intento de suplantación aprovechando su nombre y trayectoria como líder social y comunal del distrito.

Que tras contacto telefónico por parte de una funcionaria de la Personería de Bogotá, se remite el 10 de octubre correo indicando sobre el correo falso e indicando que cualquier queja que salga de ese correo no es firmada por mi padre ni cuenta con ningún soporte jurídico. Este correo se vuelve a enviar el 18 de noviembre, ante la comunicación de la misma funcionaria indicando que han radicado nuevas quejas desde ese correo.

El día 2 de diciembre de 2020, se comunican vía telefónica de la Alcaldía Local de La Candelaria, indicando que se ha presentado un derecho de petición preguntando por los pagos a ediles durante la pandemia y el plan anticorrupción de la Secretaría de Gobierno a través de un supuesto correo de mi padre. Mencionan que me llaman a mi porque es el número que encuentran y la solicitud no lleva más datos de contacto. Procedo a informar de la suplantación y les pido cerrar el trámite.

Una vez conozco el derecho de petición de orígen, evidencio que fue presentado el 21 de abril ante la Secretaría de Gobierno firmado por “Rodolfo García U – Defensor de Derechos Humanos” y piden información de los pagos de las sesiones virtuales de las JAL, incluso de la de Usaquén, así como de contratos específicos de personas relacionadas a congresistas y concejales.

Por supuesto que mi padre no pondría derechos de petición indagando por mi actuación o los pagos de honorarios de la JAL en la que soy edilesa.

Estos hechos constituyen un acto sistemático en el que se se realizan ataques contra organizaciones sociales, medios comunitarios, personas sin ninguna vinculación al distrito y funcionarios públicos, supuestamente presentadas por mi familia, buscando no solo romper mis relaciones con quienes se ataca, sino valiéndose de la buena imagen de mi padre, quien ha dedicado su vida al servicio social y comunal siempre ayudando a los demás, sin ningún tipo de percance o tacha a su actuar.

Estos actos están relacionados con el acoso que ya he vivido por parte de algunas personas que intentan limitar mi participación pública y credibilidad como mujer, lideresa y política, reforzando así las prácticas de violencia que enfrentamos mujeres y jóvenes al atrevernos a incursionar en un mundo que antes nos era prohibido.

Con este comunicado quiero anunciar la presentación de las acciones penales correspondientes, como ya lo he hecho con anterioridad, a la vez que pido a las entidades públicas, entes de control y ciudadanía en general que toda comunicación que llegue del correo: rodolfogarciausaquen@gmail.com, sea reportada y no se responda a ninguna denuncia que presenten.

La violencia política no nos detendrá.

¡Continuamos trabajando para que nuestras voces sean escuchadas!

Please follow and like us:
WhatsApp chat